Edgar Alarcón habría contratado a exagentes navales para espionaje

0
368
Alarcón

Al menos en 6 ocasiones, Alejandro Alarco se dirigía al despacho de Alarcón para entregarle documentos

Un exagente identificado con las iniciales M.A.E.R. indicó que el capitán del Ejército en retiro Alejandro Alarco, una persona vinculada al espionaje, estuvo 13 veces en la sede principal de la Contraloría entre el 2016 y 2017, donde Edgar Alarcón ejerció como vicecontralor y contralor general.

Según una investigación de La República, en al menos seis de estas ocasiones, este exagente manifestó que se dirigía al despacho de Alarcón para entregarle documentos.

Según el exagente, quien está dispuesto a ratificar estos hechos ante las autoridades, en la primera mitad del 2017, el capitán Alarco lo contrató para que se infiltrara en los despachos de los fiscales Zoila Sueno y Reynaldo Abia, precisamente las autoridades que investigaban en esos momentos presuntos casos de corrupción contra Alarcón.

“El capitán Alejandro Alarco me contacta porque sabía que soy especialista en operaciones de inteligencia. Me dijo que trabajaba para el contralor Alarcón, quien estaba preocupado por los casos que tenían los fiscales Sueno y Abia. El objetivo era que me infiltrara en los despachos de los fiscales e informara sus actividades”, relató a dicho medio

Reuniones en La Cultura

El exagente expresó que se reunía con Alarco en la estación La Cultura del tren eléctrico, en San Borja y luego se iban a un café. En efecto, el capitán Alarco residía en la calle Salvador Dalí, muy cerca de La Cultura, hasta hace poco. En el domicilio afirman que se ha mudado.

Según información de La República, el teléfono con el que se comunicaba M.A.E.R. con Alarco sigue activo, pero no contesta. Dejó en “visto” los mensajes que dicho diario le envió.

Mientras Edgar Alarcón tampoco respondió a las llamadas que se le hicieron para que explicara por qué negó a Alejandro Alarco si este lo visitaba en su despacho en la Contraloría.

“Yo sé que Alarcón tiene preferencia por los exagentes de inteligencia naval. No soy el único”, afirmó M.A.E.R.