More

    Mayor incertidumbre en política económica tras triunfo de Castillo

    Lo que se agrava debido al impacto de la pandemia, sostiene calificadora Fitch Ratings.

    La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings señaló que la victoria del candidato socialista Pedro Castillo en las elecciones presidenciales peruanas aumenta la incertidumbre sobre la política económica, ya que aún falta definir las prioridades políticas de Perú Libre, partido que lo llevó al poder.

    Al respecto, señala que a la incertidumbre se suma el hecho de que el país ya enfrenta desafíos en temas de gobernabilidad y que el impacto de la pandemia de coronavirus seguirá elevando la deuda de la nación andina en el corto plazo.

    Agrega que la polarización entre los votantes, reflejada en el estrecho margen de la victoria, y las divisiones sociales relacionadas con la pandemia agravan los riesgos de gobernabilidad derivados de un Congreso muy fragmentado.

    Ante ello, la calificadora sostiene que el nuevo gobierno puede necesitar alianzas con los partidos más pequeños y una fuerte disciplina interna para aprobar la legislación, en vista de que la política económica y fiscal se vio afectada por el Congreso saliente de 2020-2021, que promulgó varias medidas populistas.

    “Por lo tanto, el enfoque de la administración de Castillo en la gestión de sectores estratégicos como la minería, el gas y las comunicaciones, su actitud hacia los contratos privados y la configuración de su política fiscal, serán importantes para evaluar la solvencia soberana”, considera Fitch Ratings.

    Temores

    La llegada de Castillo a la presidencia peruana ha causado temor en los mercados y la clase empresarial por los anuncios del gobernante electo acerca de un cambio de Constitución por la vía del referéndum. Además, el exdirigiente sindicalista ha manifestado que intentará elevar los impuestos al clave sector minero.

    “(Castillo) ha centrado el debate en torno al sector minero en la fiscalidad y ha defendido el apoyo al sector agrícola. No ha presentado un documento político de centro, a diferencia del ex presidente (Ollanta) Humala, que ganó con una plataforma de izquierda en 2011″, refirieren.

    Pese a ello, la calificadora resalta que se ha enviado señales preliminares de continuidad política en el Banco Central de Reserva de Perú, descartando los controles de precios o de divisas.

    Cabe mencionar que Fitch Ratings colocó la calificación de Perú ‘BBB+’ en Perspectiva Negativa en diciembre de 2020, reflejando el debilitamiento de las instituciones políticas, un balance gubernamental más débil y desafíos para la estabilización de la deuda pública.

    Lo que se agrava debido al impacto de la pandemia, sostiene calificadora Fitch Ratings.

    La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings señaló que la victoria del candidato socialista Pedro Castillo en las elecciones presidenciales peruanas aumenta la incertidumbre sobre la política económica, ya que aún falta definir las prioridades políticas de Perú Libre, partido que lo llevó al poder.

    Al respecto, señala que a la incertidumbre se suma el hecho de que el país ya enfrenta desafíos en temas de gobernabilidad y que el impacto de la pandemia de coronavirus seguirá elevando la deuda de la nación andina en el corto plazo.

    Agrega que la polarización entre los votantes, reflejada en el estrecho margen de la victoria, y las divisiones sociales relacionadas con la pandemia agravan los riesgos de gobernabilidad derivados de un Congreso muy fragmentado.

    Ante ello, la calificadora sostiene que el nuevo gobierno puede necesitar alianzas con los partidos más pequeños y una fuerte disciplina interna para aprobar la legislación, en vista de que la política económica y fiscal se vio afectada por el Congreso saliente de 2020-2021, que promulgó varias medidas populistas.

    “Por lo tanto, el enfoque de la administración de Castillo en la gestión de sectores estratégicos como la minería, el gas y las comunicaciones, su actitud hacia los contratos privados y la configuración de su política fiscal, serán importantes para evaluar la solvencia soberana”, considera Fitch Ratings.

    Temores

    La llegada de Castillo a la presidencia peruana ha causado temor en los mercados y la clase empresarial por los anuncios del gobernante electo acerca de un cambio de Constitución por la vía del referéndum. Además, el exdirigiente sindicalista ha manifestado que intentará elevar los impuestos al clave sector minero.

    “(Castillo) ha centrado el debate en torno al sector minero en la fiscalidad y ha defendido el apoyo al sector agrícola. No ha presentado un documento político de centro, a diferencia del ex presidente (Ollanta) Humala, que ganó con una plataforma de izquierda en 2011″, refirieren.

    Pese a ello, la calificadora resalta que se ha enviado señales preliminares de continuidad política en el Banco Central de Reserva de Perú, descartando los controles de precios o de divisas.

    Cabe mencionar que Fitch Ratings colocó la calificación de Perú ‘BBB+’ en Perspectiva Negativa en diciembre de 2020, reflejando el debilitamiento de las instituciones políticas, un balance gubernamental más débil y desafíos para la estabilización de la deuda pública.

    Más recientes