Pandemia cambiará hasta nuestra forma de saludar

0
42

OMS recomienda que lo hagamos al estilo oriental: juntando las manos en el pecho e inclinando el cuerpo hacia adelante

Si algo es muy variable de una cultura a otra es la manera de saludar. Mientras en países como Japón o Corea del Sur predomina el gesto reverencial, en el lado occidental es el contacto físico el que domina la escena. Unos los hacen con un apretón de manos, con un abrazo y muchos con besos en una mejilla o en las dos. Entre los más jóvenes a veces es con un choque de manos o de codos. Y en los eventos deportivos se llega a abrazos muy sentidos y a veces este no es individual sino grupal. Hoy el coronavirus COVID-19 cambia las maneras de saludar. Ha impactado los gestos, rituales y hasta la cultura misma.

Los líderes del mundo están abordando la manera cómo deben las personas saludarse para evitar el contagio y la propagación de la enfermedad. El ministro de salud de Nueva Gales del Sur (Australia), Brad Hazzard, hizo un llamamiento para que los saludos se hagan con “cierto grado de cuidado” y quien decida besar a otro debe hacerlo con suma precaución.

 

En Europa ya no será lo mismo

En Italia, el segundo país con más infectados en el mundo después de China y el primero en el número de fallecidos, también ha abordado en forma pública el hecho. “Tenemos una vida social colectiva que es muy florida, muy expansiva. Tenemos mucho contacto, nos damos la mano, nos besamos, nos abrazamos. Tal vez es mejor en este período no darse la mano y no tener demasiado contacto. Hay que tratar de ser un poco menos expresivo”, había dicho el comisionado especial de coronavirus Angelo Borrelli.

En la misma línea, el ministro de salud de Francia, Olivier Véran, recomendó reducir el contacto físico y desaconsejó la tradición francesa de “la bise”, es decir, besar en repetidas ocasiones una mejilla.

 

Seis países, seis maneras de saludar

Las maneras de saludar no solo varían de un país a otro sino que cambian de manera drástica dependiendo de la situación. Es diferente si el saludo es entre amigos con muchos años conociéndose, en una entrevista de trabajo o entre dos personas que acaban de ser presentados.

Estados Unidos: el espacio entre las personas está muy definido y es muy respetado. Sobrepasarlo puede ser muy delicado. Sus prácticas están muy alejadas de los besos de España, Italia o Francia. La más común es estrechar las manos.

Francia: estrechar las manos es lo más común al conocer a alguien tanto en mujeres como en hombres. Los dos besos en la mejilla de algunas culturas solo se dan si la relación es muy estrecha.

Inglaterra: al igual que en España lo usual es saludar con uno o dos besos, pero si apenas se están conociendo lo frecuente es estrechar la mano en el caso de los hombres y a veces un beso en la mejilla entre las mujeres. En una entrevista de trabajo lo correcto es un apretón de mano.

Italia: el saludo es a dos besos en la mejilla. Primero la izquierda y luego la derecha, diferente a como es en España. En el caso de los hombres que se conocen por vez primera, lo usual es estrechar manos. Entre mujeres y hombres va el apretón de manos y luego los dos besos.

Japón: se respeta mucho el espacio personal. Al conocer a alguien, sin distingo de sexo, lo normal es sonreír y verbalmente dar los buenos días, tarde o buenas noches.

En Perú, donde el apretón de mano puede ser común entre dos hombres que se conocen por primera vez y un beso en la mejilla cuando se trata de hombre-mujer o de mujer-mujer, los saludos son muy expresivos. Muy pocas veces el saludo conlleva a un abrazo efusivo, salvo que sean dos personas muy cercanas y de mucha amistad.

 

Los nuevos saludos

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda evitar el contacto físico entre las personas y mantener la distancia al menos de un metro con otros, particularmente con aquellas que tosan, estornuden o tengan fiebre.

Los virus respiratorios pueden transmitirse al darse la mano y ‎tocarse los ojos, la nariz y la boca. Cuando alguien con una enfermedad respiratoria, como la infección por el 2019-nCoV, tose o estornuda, proyecta pequeñas gotículas que contienen el virus. Si está demasiado cerca, puede inhalar el virus. Es mejor saludar con un gesto de la ‎mano, una inclinación de la cabeza o una reverencia”.

Sylvie Briand, directora de pandemias de la OMS, afirma que hay que buscar alternativas al apretón de manos  como golpes en codos o agitar las palmas y dedos. Por su parte, Tom Freiden, ex director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE UU, recomienda el saludo del sudeste asiático y que es muy común al finalizar una sesión de yoga, que consiste en acompañar la palabra “Namaste” con juntar las palmas de la mano a la altura del pecho e inclinarse hacia adelante. No obstante, recomienda que hay que buscar la manera de reducir el contacto físico, si se quiere evitar el contagio por el coronavirus COVID-19.