Por: Alter b. Himelfarb w. / Colombia, tierra querida (II)

0
93
La corrupción, la epidemia de América Latina (XXVI)
Por: Alter B. Himelfarb W. 

Por: Alter B. Himelfarb W. / Colombia está “empeñada”. Mientras la DEUDA EXTERNA (pública y privada) es aprox. US 125 mil millones y la DEUDA INTERNA (pública) US 160 mil millones, Tot: US 285 mil millones, los INGRESOS, son aprox. US 84 mil millones.

Sin Embargo, hay suficiente dinero, como para que la corrupción en Colombia, sea de $50 billones o US 15 mil millones!  Ojo, anuales!

¿Pero quién o quiénes saquean las arcas nacionales?

Estos resultados “contables” de Colombia, (1er párrafo),  no son producto del Gobierno del Presidente Iván Duque, con un año de Gobierno.  Son del desgobierno del ex Presidente Juan Manuel Santos, (2 periodos= 8 años), en cuya Hoja de Vida, Curriculum Vitae, (CV), aparecerá que fue Ministro de Defensa del ex Presidente Uribe.  Hizo bien su “papelón”, hasta el punto que el pueblo lo eligió.

Pero como “hijo de papi”, -heredero del Periódico EL TiEMPO-, y  estar pendiente de su pésimo “Tratado de Paz”, la “embarró”.

Una desgracia ese “Tratado de Paz”, que es  “Tratado de Cese al Fuego”, porque, –EN RESUMEN-, consiste en que Colombia complace de ingenua manera, las maliciosas exigencias de las narco-guerrillas de las FARC.

¿Así es como es?  ¿Es eso correcto?

Parecería, por la forma como ese bodrio (297 páginas) fue redactado, que mientras en La Habana, el “team” del Gobierno se asoleaba en las Playas de Varadero, con su traguito de “mojito” y su tabaco habanero,  la guerrilla narco-marxista(?) Leninista(?) – Castrista(?) – Chavista(?), escribían  todos  los antojos que se les venía a sus minúsculos cerebros, buenos para el desastre y el caos, pero nulos, completamente nulos, para una verdadera justicia, que Colombia merece.

Cuando Santos, se dejó “enchufar”, la teoría de los Narco guerrilleros,  que dice que:

“Las FARC-EP no nos reconocemos ”agentes victimizantes”. sino como perseguidos (iÓigase semejante bazofia!) y en tal condición hemos ejercido nuestro derecho a la rebelión”…nos damos cuenta de la bufonada con que JMSantos, ex Presidente de Colombia y Nobel de la Paz, encadenó ad-infinitum, las finanzas del país. Algo así como “Los pájaros tirándole a las escopetas”.

¡Oiga, pues! Después que estos malandrines, narco guerrilleros, asesinaron a más de 220.000 -INOCENTES e INDEFENSAS- PERSONAS (gente del campo)  y desplazaron a 7’000.000 de campesinos  -INOCENTES e INDEFENSOS- de sus tierras,  desarraigando de sus hogares a inocentes niños, utilizados como carne de cañón, quienes hoy en día no saben quiénes son, ¿cuál era su apellido?  No saben quiénes fueron sus padres, ¿si viven aún?  ¿si la misma guerrilla los asesinó y de qué sector del campo los raptaron?,  con todos esos atenuantes, le espetaron semejante declaración, que el gobierno chambón de Santos, aceptó.

 O sea, ellos hacían masacres contra civiles, (220.000), desplazaban de sus ranchos a civiles (7’000.000), secuestraban niños y todavía Colombia, les quedó debiendo, porque como *ellos eran los perseguidos*, ejercieron *su derecho* a la rebelión.

¡Qué lógica!

Esa imbecilidad de JMSantos, “hijo de papi”, de aceptar esa condición, es en parte lo que ha generado, con premisas lunáticas, las protestas en que tienen sumido al país. Y que con el “pasa montañas del internet” o la “tramoya apócrifa”,  conspiran contra la estabilidad del país.

La “Justicia Especial para la Paz”, JEP, fue otro “mico” clavado  al “hombro” del país.  Los jefes y comandantes camaradas, no movían un dedo, si no recibían la orden de la cúpula guerrillera,  los autores intelectuales de todas las masacres.  Y quienes por obra y gracias de la estupidez de Santos, son ahora Senadores (5) y Congresistas, (5).  Ahora son, (HP), Honorables Padres de la Patria.

Para que tengamos idea de las estupideces que allí se mencionan (Tratado de Paz) y que fueron analizadas/desmenuzadas con “pinzas”, “paso a paso”, en artículos anteriores,  una de las primeras peticiones que la narco guerrilla-FARC, le pidió al camarada JMSantos, fueron 14 millones de Hectáreas.  Absolutamente para ellos, donde nadie más que ellos pueden entrar.  Donde tendrán sus propias autoridades.

Como quien dice, en breve tiempo, “Colombia del Norte y Colombia del Sur”.  O tal vez: “La República Bolivariana de Colombia”.

 

                                     (*)  Miembro A.I.E.L.C.