¿Qué pasa si doy positivo de Covid-19 y ya tenía mis vacaciones planeadas?

Debido al aumento de casos y la proximidad de las vacaciones, te damos consejos de un experto.

por | Dic 31, 2021 | Especiales, Viajes & turismo

Debido al aumento de casos y la proximidad de las vacaciones, te damos consejos de un experto.

La variante Ómicron de Coronavirus y su alto grado de contagiosidad, plantearon un nuevo desafío en el mundo, y estando próximos para la temporada de verano, una persona que ya tiene sus vacaciones reservadas, da positivo de Covid-19 y debe postergar o cancelar sus reservas. ¿A quién debe reclamar? ¿Cómo debe hacerlo? ¿Recuperará el dinero?

Desde lo legal no hay una normativa turística específica que contemple estas situaciones. Empieza a regirse lo que las partes establezcan”, comenta Santiago Aramburu, abogado especializado en derechos del turista y director del sitio Turhelp para Infobae.

Por lo tanto en primer lugar habrá que contactar a las empresas a las que se contrató el viaje, sean aerolíneas, agencias, alojamientos, entre otros.

Vuelos

El viajero deberá llamar a la agencia de viaje o a la aerolínea a la que le compró los boletos”, señala Aramburu. La devolución del dinero, la devolución en forma de voucher o la modificación de las fechas del viaje, dependerá de las políticas comerciales de cada empresa.

Un pasajero que contraiga Covid-19 y no pueda realizar su viaje, debe realizar el cambio de fechas desde la web de la aerolínea o comunicarse vía telefónica con el servicio al cliente hasta 24 horas antes de la salida del vuelo. Otra opción existente es la de solicitar un váucher para ser utilizado en otro vuelo de la empresa.

Alojamientos

A la hora de tener que cancelar un alojamiento la situación es similar, una vez más el viajero deberá negociar con el prestador turístico sin un marco normativo que contemple una cancelación por infección de Covid-19. Podrá cancelar la reserva y ver si puede postergarla u obtener la devolución de al menos una parte del dinero.

Algo que sería fructífero para los tiempos que corren, y los altos niveles de contagios que hay, sería que entre el prestador turístico y el viajero se firmara un contrato que contemple una cancelación por Covid-19. Se podría establecer un plazo de anticipo de 2 días y una devolución del 80%, o algún arreglo similar”, aconseja Aramburu.