¡Atención! Quedarse dormido en el trabajo te puede costar el despido

Tome nota. Si usted se queda dormido en su centro de labores puede incurrir en una causal de despido en casos concretos

Tome nota. Si usted se queda dormido en su centro de labores puede incurrir en una causal de despido en casos concretos

Tener un descanso es más que necesario puesto que desde ahora quedarse dormido en la jornada de labores puede ser causa justificada de despido siempre y en cuando esta conducta esté estipulada dentro del reglamento interno del trabajo como falta laboral.

Según desprende la sentencia casatoria emitida por la Corte Suprema (Casación N° 3969-2019) la causal de despido se aplicaría solo cuando se quebranta la buena fe por incumplimiento de las obligaciones del trabajador o que genere un potencial riesgo de accidente de trabajo.

En el caso analizado por la corte, el trabajador se quedó dormido mientras manejaba un vehículo pesado de mezcla de concreto con la llave puesta en el contacto, generando un potencial riesgo de accidente de trabajo.

DESPIDO CON AVISO

Al respecto, Ricardo Herrera, abogado laboralista, explicó a Canal N que el empleador no puede despedir de inmediato al empleado por quedarse dormido, sino que se debe seguir el procedimiento de despido para garantizar su derecho de defensa. Es decir que deberá enviarle una carta de preaviso imputando los hechos que sustentan la falta grave que justificarán el despido.

Añadió que el trabajador tendrá seis días para que haga sus descargos. El empleador decidirá si despide o no al trabajador. Luego, el trabajador podrá cuestionar el despido judicialmente si considera que este fue arbitrario.

Indicó que el caso concreto analizado por la corte, se trata de una falta grave denominada incumplimiento injustificado de obligaciones de trabajo que quebrantan la buena fe laboral, por haberse quedado dormido.

DESPIDO SIN AVISO

El especialista indicó que el despido inmediato sí procede cuando se trata de una falta flagrante como encontrar al trabajador intentado robar. En ese caso, el empleador puede despedirlo en el momento, sin tenerle que enviar una carta de preaviso o esperar sus descargos.