More

    Rashford siempre al rescate del United

    Bruno Fernandes y Rashford lideraron la segunda remontada seguida del Manchester United en Premier League.

    En la previa del partido, el técnico del Manchester United conformó su ataque con Greenwood, Edinson Cavani y Martial. Además, Ole Gunnar Solskjaer formó su mediocampo con Van de Beek, McTominay y Paul Pogba. En cambio, el técnico del West Ham decidió atacar con Fornals, Haller y Bowen.

    En la primera parte, Bowen fue un dolor de muelas para el United. Anotó un gol que fue anulado por el VAR, tras un claro fuera de juego, pero todo balón que tocaba era peligro. Luego, Soucek adelantó a los ‘hammers’ tras un córner prolongado por Rice, una ventaja no solo merecida, sino que insuficiente. Incluso, los londinenses tuvieron 13 ocasiones, destacando un intento de Haller que llegó a driblar al meta Henderson, pero tropezó cuando tenía todo el arco para él.

    En la segunda parte, Solskjaer no dudó en mover piezas, y encontró el liderazgo que necesitaba en Bruno y Marcus Rashford. Una asistencia del portugués para Pogba permitió al francés iniciar el camino de la remontada. Después, Greenwood se apuntó a la fiesta para remontar el encuentro. Un disparo con la zurda le reanimó, como también a Rashford, siempre al rescate.

    Por último, Marcus Rashford selló un triunfo probablemente incomprensible. Con este resultado, el Manchester United se cuela en cuarta posición por delante del Manchester City. Por otra parte, 271 días después, los aficionados volvieron a las gradas de la Premier. 2.000 personas estuvieron, con todas las medidas anti-coronavirus, en el Olímpico de Londres.

    Bruno Fernandes y Rashford lideraron la segunda remontada seguida del Manchester United en Premier League.

    En la previa del partido, el técnico del Manchester United conformó su ataque con Greenwood, Edinson Cavani y Martial. Además, Ole Gunnar Solskjaer formó su mediocampo con Van de Beek, McTominay y Paul Pogba. En cambio, el técnico del West Ham decidió atacar con Fornals, Haller y Bowen.

    En la primera parte, Bowen fue un dolor de muelas para el United. Anotó un gol que fue anulado por el VAR, tras un claro fuera de juego, pero todo balón que tocaba era peligro. Luego, Soucek adelantó a los ‘hammers’ tras un córner prolongado por Rice, una ventaja no solo merecida, sino que insuficiente. Incluso, los londinenses tuvieron 13 ocasiones, destacando un intento de Haller que llegó a driblar al meta Henderson, pero tropezó cuando tenía todo el arco para él.

    En la segunda parte, Solskjaer no dudó en mover piezas, y encontró el liderazgo que necesitaba en Bruno y Marcus Rashford. Una asistencia del portugués para Pogba permitió al francés iniciar el camino de la remontada. Después, Greenwood se apuntó a la fiesta para remontar el encuentro. Un disparo con la zurda le reanimó, como también a Rashford, siempre al rescate.

    Por último, Marcus Rashford selló un triunfo probablemente incomprensible. Con este resultado, el Manchester United se cuela en cuarta posición por delante del Manchester City. Por otra parte, 271 días después, los aficionados volvieron a las gradas de la Premier. 2.000 personas estuvieron, con todas las medidas anti-coronavirus, en el Olímpico de Londres.

    Más recientes