Vizcarra se desangra, el TC hace el ridículo y Villanueva piensa en su colaboración eficaz

0
1399
Phillip Butters en La Razón / La valla electoral y los partidos políticos
Phillip Butters en La Razón

Por: Phillip Butters

El desgobierno de Vizcarra está a la deriva. El ridículo de la semana lo hizo, por centésima vez, Francisco “Pancho” Petrozzi. El sobón, ayayero, pelafustán, ganapán, pónganle el adjetivo que se les ocurra, cualquier “chapa que le pongan a esa puerta”, le caerá a Petrozzi, que ha hecho la delicia de “Los Chistosos” en RPPK.

Ese señor fue el octavo Ministro de Cultura de este régimen. Y Vizcarra se ha comido un papelón cuando firmó la resolución de cese para Coya (reitero que no soy defensor de este señor en su “Coyicidio”).

Ahora resulta que Eduardo Guzmán, el nuevo presidente del IRTP – Canal 7 y Radio Nacional– inicia su gestión herido por un gobierno que quiere al canal del Estado como ayayero del Presidente, no solo en las elecciones, sino que se pasee por el Perú viendo cómo inaugura colegios de 40 años, puentes que son refacciones y cómo hace autobombos de horas en el canal del Estado.

Pero ha dejado también en ridículo a Vicente Zeballos, quien dijo que el Presidente no tenía responsabilidad en lo que le hacen firmar sus ministros. Pregunto, ¿El señor Presidente tuvo responsabilidad en lo que firmó con él, respecto al golpe de Estado? Otra institución que está por las patas de los caballos es el Tribunal Constitucional (TC), que ayer ha tenido que escuchar a Enrique Ghersi alegando por Pedro Olaechea, Presidente de la Comisión Permanente del Congreso, respecto al Golpe de Estado.

La noticia de ayer fue que Keiko ha sido bien sacada por el TC de Blume, de Ferrero, de Ramos y de Sardón.

Pero el próximo TC, si se le da la gana, puede anular esta sentencia, porque ese TC va a ser hijo de un nuevo Parlamento con cantidad de improvisados, sentenciados, que se están lanzando a la piscina de un año y medio de duración.

El próximo Congreso será un mamarracho y el próximo TC va a ser más mamarrachento que el actual, que no ha sabido ponerse los pantalones para dirimir de un golpe de Estado. Es decir, estamos hablando de que este gobierno tiene una pésima gestión en Educación, Salud; se siguen burlando del Perú los ladrones y se bajan de patrulleros, se salen de las comisarías, se escapan de donde sea y campea la inseguridad ciudadana en todo el país.

Y hay que sumar una cuestión que le retumba en la cabeza al Presidente. La próxima semana se verá el pedido de prisión preventiva para su espadachín principal, César Villanueva, y él está sopesando si colabora eficazmente con lo que hizo con Odebrecht y con lo de las coimas en la carretera San José de Sisa, o del acuerdo de colaboración eficaz que logró con este presidente. ¿Usted se imagina, amigo lector de La Razón, lo que podría cantar Villanueva si es que Gorriti o los señores José Domingo Pérez y Vela Barba lo terminan de meter preso?

Ahora Villanueva estará diciendo “¿Hablo ahora o hablo después?” Entonces digamos las cosas claras: Vizcarra se desangra, el TC está pintado, y lo peor es que la Navidad va a ser pésima en cuanto a la economía. Las encuestas volverán a caer y comenzaremos enero con la gente molesta con Vizcarra y todos los políticos. Entonces, ¿Qué creen que va a pasar con estas elecciones? Como dice Gareca: Pensá, amigo lector.