Así murió Abimael Guzmán el sanguinario terrorista de Sendero Luminoso

Crónica de una muerte anunciada del mayor genocida del Perú

Crónica de una muerte anunciada del mayor genocida del Perú

Al promediar las 6:40 de la mañana el cabecilla terrorista de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán Reinoso falleció a los 86 años en la Base Naval del Callao, la causa de su muerte fue por una infección generalizada.

Susana Silva, presidenta del INPE, detalló que Guzmán perdió la vida ayer sábado 11 de setiembre tras complicaciones a su salud. Indicó que el pasado 13 de julio sufrió un deterioro en su salud y fue trasladado al hospital de la Base Naval, donde recibió atención.

Luego el pasado 20 de julio fue trasladado desde su centro de reclusión en la Base Naval a un hospital cercano debido a inconvenientes en su estado de salud. En un comunicado, el Cerec detalló que Guzmán fue sometido, el 19 de julio, a una nueva revisión médica especializada en geriatría a cargo del personal del Ministerio de Salud (Minsa). Él había sido atendido días atrás por presentar “inapetencia recurrente” y “presión baja”.

Urgencias

El cabecilla de Sendero Luminoso rechazó ser trasladado nuevamente a un centro médico, pese a que los resultados de sus exámenes de laboratorio previamente realizados concluyeron que necesitaba atención médica especializada. Sin embargo, tras conversar con su abogado defensor, el interno fue trasladado de forma voluntaria en una ambulancia SAMU a un hospital cercano al Cerec, donde recibió atención médica.

El 15 de agosto pasado fue dado de alta y regresó a la Base Naval del Callao, donde permaneció en un área especial y siendo monitoreado.

El viernes estaba débil, los médicos del Minsa le aplicaron antibióticos. El sábado estaba previsto una segunda atención médica para monitorear la evolución de la infección. Sin embargo, falleció a tempranas horas.

Deterioro

En las semanas previas a su muerte bajó mucho de peso, todos sus órganos empezaron a debilitarse, tuvo una infección y no quiso atenderse.

El llamado “Camarada Gonzalo” se encontraba recluido cumpliendo una condena a cadena perpetua al ser responsable de la muerte de más de 30 mil peruanos, entre civiles, policías y militares.

El fallecimiento de Abimael Guzmán se da en la víspera de cumplirse 29 años de su histórica captura, ocurrida el 12 de septiembre de 1992 en una casa del distrito de Surquillo, gracias al trabajo de un equipo liderado por el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN), de la Dirección contra el Terrorismo de la Policía Nacional del Perú. en el 2008 fue sentenciado, junto a otros miembros de la cúpula terrorista, a cadena perpetua en el marco de un mega proceso que abarcó nada menos que 77 actos subversivos.

La presentación

A los pocos días de su captura, el cabecilla de Sendero Luminoso fue presentado ante los medios de comunicación peruanos y extranjeros vistiendo un traje a rayas con el número 1509 y al interior de una jaula de gran tamaño.

A pesar de su condición de detenido, el terrorista no desaprovechó la ocasión para gritar arengas a favor del grupo subversivo y en contra del gobierno de ese entonces, al mando del expresidente Alberto Fujimori.

A través de redes sociales, usuarios exigieron que las autoridades muestren el cadáver de Abimael Guzmán, luego de que se confirmara su muerte a través de un comunicado del INPE.

Dudas de la muerte

“Hasta no ver el cadáver de Abimael Guzmán, no estoy convencida”, “Necesitamos ver el cadáver de Abimael Guzmán para estar 100% seguros”, “Exijo foto del cadáver de Abimael Guzmán para poder celebrar tranquilo”, fueron algunos de los mensajes que circulan en redes sociales.

En la última semana de julio, Elena Iparraguirre Revoredo (72) (a) “Camarada Mirian” esposa del fundador de Sendero Luminoso Abimael Guzmán Reinoso, habría enviado una carta al entonces presidente de la República Francisco Sagasti.

Ello, con el motivo de que la autorice visitar a su pareja, quien se encuentra en mal estado de salud.

Fechas claves

La muerte del sanguinario terrorista ocurre a unas semanas que el gobierno de Pedro Castillo publicara un decreto supremo para trasladar a Abimael Guzmán a un penal común y disponer del cierre de la Base Naval, que era uno de los pedidos del Movadef, brazo político de Sendero Luminoso.

Fueron 31,331 muertos, según el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) los que provocaron los atentados terroristas de Sendero Luminoso. El número exacto, sin embargo, quizás jamás sea conocido debido a que en el transcurso de los años siguieron apareciendo fosas con restos humanos, testimonios y más pruebas de sus actos criminales.