More

    El Liverpool y Klopp no caminan solo

    Salah y Mané liquidaron al Leipzig tras errores defensivos. Por ello, los ‘reds’ aparcaron la crisis en  Premier y encarrilan la clasificación del Liverpool para los cuartos

    En la previa del partido, el técnico del Liverpool conformó su ataque con Mohamed Salah (Williams, 90′), Bobby Firmino y Sadio Mané. Además, Jürgen Klopp formó su mediocampo con Wijnaldum, Thiago (Oxlade-Chamberlain, 72′) y Jones. En cambio, el entrenador del Leipzig decidió atacar con Nkunku, Dani Olmo y Sabitzer.

    En la primera parte, Dani Olmo estrelló un cabezazo al palo a lo cinco minutos. Luego, el Liverpool dispuso de varias ocasiones claras para adelantarse en el marcador pero las desperdiciaron todas. Incluso, Salah perdonó en un mano a mano con Gulácsi que el meta salvó con una parada de balonmano.

    En la segunda parte, Sabitzer se equivocó regalando un balón a Mohamed Salah y esta vez el Faraón no falló ante Gulácsi. Después, Mukiele midió mal un despeje y permitió a Sadio Mané hacer el 0-2. Los graves errores fueron una pesada losa para un decepcionante Leipzig que no tuvo poder de reacción. Desconectado Olmo, Angeliño protagonizó los escasos chispazos de un equipo preso.

    Por último, Hee-Chan pudo alimentar las esperanzas, pero remató demasiado desviado tras un gran pase de Adams. En la Champions League los errores se pagan muy caro. Asimismo, la Shampions curó las heridas del Liverpool en la Premier League. El 0-2 del Puskas Arena deja a los ‘toros’ con una ‘cornada’ y al equipo de Klopp con pie y medio en cuartos.

    Salah y Mané liquidaron al Leipzig tras errores defensivos. Por ello, los ‘reds’ aparcaron la crisis en  Premier y encarrilan la clasificación del Liverpool para los cuartos

    En la previa del partido, el técnico del Liverpool conformó su ataque con Mohamed Salah (Williams, 90′), Bobby Firmino y Sadio Mané. Además, Jürgen Klopp formó su mediocampo con Wijnaldum, Thiago (Oxlade-Chamberlain, 72′) y Jones. En cambio, el entrenador del Leipzig decidió atacar con Nkunku, Dani Olmo y Sabitzer.

    En la primera parte, Dani Olmo estrelló un cabezazo al palo a lo cinco minutos. Luego, el Liverpool dispuso de varias ocasiones claras para adelantarse en el marcador pero las desperdiciaron todas. Incluso, Salah perdonó en un mano a mano con Gulácsi que el meta salvó con una parada de balonmano.

    En la segunda parte, Sabitzer se equivocó regalando un balón a Mohamed Salah y esta vez el Faraón no falló ante Gulácsi. Después, Mukiele midió mal un despeje y permitió a Sadio Mané hacer el 0-2. Los graves errores fueron una pesada losa para un decepcionante Leipzig que no tuvo poder de reacción. Desconectado Olmo, Angeliño protagonizó los escasos chispazos de un equipo preso.

    Por último, Hee-Chan pudo alimentar las esperanzas, pero remató demasiado desviado tras un gran pase de Adams. En la Champions League los errores se pagan muy caro. Asimismo, la Shampions curó las heridas del Liverpool en la Premier League. El 0-2 del Puskas Arena deja a los ‘toros’ con una ‘cornada’ y al equipo de Klopp con pie y medio en cuartos.

    Más recientes