Elton John salvó de la muerte a Eminem

Nuevas revelaciones de la vida del  “Sir” en su libro autobiográfico

Not Afraid: The Evolution of Eminem, la nueva biografía escrita por Anthony Bozza sobre el rapero del mismo nombre, revela un duro momento en la vida del conocido intérprete, quien estuvo a punto de morir a causa de una sobredosis, pero esto fue impedido por su íntimo amigo Elton John.

El autor reveló que el ganador de 15 Grammy’s, Eminem fue llevado de urgencia al hospital casi al borde de la muerte en 2007 después de consumir el equivalente a “cuatro bolsas de heroína”. El cantante intentó estar sobrio, pero recayó dos veces más antes de comunicarse con el músico británico que se convirtió en su patrocinador y, básicamente, le salvó la vida.

“Como una superestrella musical con casi 30 años de sobriedad en su haber, Elton John fue el mentor perfecto para ayudar a guiar a Marshall. Los dos comenzaron un programa de visitas semanales y se acercaron mucho”, explicó.

Tras adicción del rapero con las drogas



Nota relacionada: 

Elton John compartió Cocaína con Jhon Lennon

Nuevas revelaciones de la vida del  “Sir” en su libro autobiográfico

El Sir Elton tiene un nuevo libro de memorias, “Me” (Yo), lleno de historias divertidas sobre su medio siglo en el mundo del espectáculo.

En un pasaje se lee que él y John Lennon se escondieron de Andy Warhol durante un “atracón de cocaína”.

Elton y el exBeatle estaban en su suite en un hotel en Nueva York, cuando llamaron a la puerta. Elton se asomó por la mirilla de la puerta. Era Warhol, el famoso artista pop, quien llevaba una cámara Polaroid.

“De ninguna manera. No abras”, dijo Lennon. “¿Quieres que venga a tomar fotos cuando tienes coca colgando de tu nariz?”.

Otro anécdota es que derribó el dirigible de Rod Stewart, de quien es amigo desde 1960. Cuando John comenzó a perder su cabello en los años 70, Stewart le envió un secador de pelo con forma de casco, como broma.

Pero Elton se vengó, derribando un dirigible que anunciaba el concierto de Stewart en los 80. Obviamente esta broma fue confesada por teléfono.