Repsol también fue responsable de derrame de petróleo el 2013

Gracias a ley dada en gobierno de Humala, logró reducir pago en 50%

por | Ene 23, 2022 | Actualidad, Política, Titulares

Gracias a ley dada en gobierno de Humala, logró reducir pago en 50%

Según los últimos reportes se conoció que Repsol había catalogado el derrame de petróleo ocurrido el 15 de enero de este año como un “derrame controlado”, versión que también utilizó en el año 2013 cuando desencadenó una contaminación similar a la del último sábado.

El catalogar como “derrame controlado” al evento ocurrido hace 5 días es una información inexacta y esta posición también fue tomada en el 2013. En ambos casos se descubrió que el daño fue de gran magnitud por lo que, no coincidía con la denominación “derrame controlado”.

En el 2013 el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), tomó la decisión de sancionar a la empresa por brindar una información que no contrastaba con los hechos recogidos. La información falsa fue sobre la cantidad de combustible que llegó al mar peruano y por no reparar de forma correcta los daños.

La Oefa en aquel entonces ya había brindado medidas administrativas para la empresa española y estas se dieron por infracciones al Reglamento para la Protección Ambiental en las Actividades de Hidrocarburos en febrero del 2013.

A pesar de tener una multa por 133.80 UIT (equivalentes a la época), previa investigación del caso, Repsol no dudó en apelar.

Tras la apelación, el OEFA confirmó la multa, pero la redujo a la mitad al aplicar la Ley 30230, denominada «Paquetazo Ambiental», promulgada durante el gobierno de Ollanta Humala. Finalmente, en el 2015, la empresa pagó un total de 277,301.19 soles.

MOTIVOS

El primer motivo de esta sanción a la Refinería La Pampilla fue por no controlar o mitigar eficientemente el impacto negativo generado en el mar, que provocó que el petróleo derramado afectara el sedimento de la playa Cavero, en Ventanilla.

La fuga se produjo a través de un agujero en la tubería de la línea submarina, cuando el buque de bandera griega Stena Chronos estaba descargando combustible.

La segunda causa de la sanción fue que la empresa presentó información inexacta en el informe final del siniestro, en el que señaló que se derramaron solo siete barriles en el terminal marítimo Multiboyas N° 2, cuando, en realidad, se vertieron 195 barriles, según el peritaje realizado por expertos de la Dicapi y el OEFA.

Como referencia: cada barril de petróleo tiene 42 galones de crudo, aproximadamente 159 litros. Es decir, la empresa dijo que derramó 1 113 litros, pero el peritaje reveló que vertió 31 005 litros.

INEXACTO

La información inexacta sin duda se destapó mediante documentos publicados por terceros y también a través del ministro del Ambiente, Rubén Ramírez, quien detalló al portal Convoca que frente al evento ocurrido hace cinco días, la Refinería La Pampilla informó sobre un incidente “mínimo” que era del “tamaño de un jardín”, ya que “tenía una extensión de 2.5 metros”, lo cual en la actualidad es evidente que no se trató de un hecho “limitado y controlado”, tal como la empresa de hidrocarburos Repsol quiso hacer creer.

Actualmente son más de 3 kilómetros del litoral que está contaminado con petróleo y ha afectado al mar, playas, islotes, fauna marina y reservas nacionales del Perú.

“La alta cantidad de petróleo en el mar, que se viene obteniendo por succión en mangas de polietileno, difiere con la información preliminar alcanzada por la Refinería La Pampilla, la cual señala que se derramaron siete galones de petróleo (aproximadamente 26 litros)”, comunicó el fiscal Ariel Tapia Gómez, de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Lima Noroeste.

Tapia también abrió una carpeta de investigación fiscal, por el presunto delito de contaminación ambiental. Esto lo realizó el día lunes en contra de los representantes legales de la Refinería La Pampilla y los que resulten responsables.

INSPECCIONES

Las primeras inspecciones de las autoridades peruanas evidencian que el último incidente en la superficie marina no fue limitado ni controlado, tal como afirmó la refinería que opera Repsol, multinacional de origen español presente en 30 países.

El Ministerio del Ambiente ha estimado que, por lo menos, la empresa derramó seis mil barriles de petróleo (954 mil litros), afectando 1 739 950.9 m2 de franja de playa y 1 186 965.8 m2 de mar.

Según informe de la Oefa, Repsol Comercial registra 31 infracciones, de las cuales una de ellas por no cumplir con trasladar los tanques abandonados hacia los almacenes de la Refinería La Pampilla.

HASTA PIURA

Marino Morikawa, científico especialista en descontaminación, señaló que no se están aplicando las técnicas adecuadas para poder limpiar el mar, por lo que se tardará varios años en poder hacerlo.

“No mencionan el método de limpieza de extracción y según como han estado avanzando dicen que en 3 o 4 semanas lo cual, no sé si llamarlo una burla, porque según la expansión de ello y con la tecnología que están usando, se van a demorar años”, dijo.

Morikawa se mostró preocupado por el avance del crudo en todo el litoral, alertó que si no toman medidas inmediatas la marea negra llegará hasta Piura.

“Ya avanzó hasta Barranca, estamos hablando de más de 200 kilómetros, y va a seguir avanzado, si eso no se frena o no se genera un plan de contingencia estoy seguro que en cuatro o cinco días va a llegar hasta Piura”, indicó.

Sobre el impacto que ha tenido el derrame de crudo, expresó que el daño ocasionado ha afectado de forma “irreparable” algunas zonas. “Los peces y animales que han consumido el crudo, los humanos no podrán consumirlos porque están contaminados”, precisó.


Más recientes

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial