TC le da la razón a la Sunat y podrá exigir S/9, 256 millones a grandes empresas

0
149
El Tribunal Constitucional (TC) desestimó la demanda de inconstitucionalidad contra la primera disposición complementaria en el Decreto Legislativo 1421. 

Por fin estado peruano cobrará millones a deudores como bancos y constructoras. Economista Alejandro Indacochea afirma que se hizo justicia porque la prescripción de deudas tributarias era un mensaje negativo.

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) declaró infundada la demanda de inconstitucionalidad interpuesta en contra de la primera disposición complementaria transitoria del Decreto Legislativo 1421, con lo que la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) queda habilitada a cobrar deudas tributarias por casi 10 mil millones de soles a más de un centenar de empresas, como bancos y constructoras.

El demandante era el Colegio de Abogados de La Libertad. La Sunat calculó que las deudas tributarias de unas 158 empresas ascendía a S/ 9,256,970,935, esta cifra ahora podrá ser cobrada por el ente recaudador.

De las 158 principales contribuyentes, unas 26 empresas ya habían solicitado la prescripción de la deuda en controversia, lo que habría sido una pérdida de más de S/3,209 millones para el Estado peruano.

VOTACIÓN

Antes de iniciado el debate, el TC informó que por mayoría se dispuso la abstención del magistrado José Luis Sardón. El portal Ojo Público indicó que esto se planteó debido a que el magistrado habría tenido un conflicto de interés.

El principal magistrado a favor de la demanda de inconstitucionalidad fue Ernesto Blume. Sin embargo, no se lograron los cinco votos necesarios para declarar fundada la demanda.

La decisión quedó de la siguiente manera, con cuatro en contra y solo dos a favor:

En contra: Eloy Espinosa-Saldaña, Carlos Ramos, Manuel Miranda, Marianella Ledesma.

A favor: Ernesto Blume, Augusto Ferrero

JUSTICIA

Al respecto el economista Alejandro Indacochea, señaló a LA RAZÓN que urge respetar el fallo del Tribunal Constitucional, porque al margen del tiempo transcurrido y el entrampamiento legal, la deuda tributaria existe y las deudas del Estado hay que pagarlas

“Acá hay un punto de partida. Si bien la cuestión legalista era de que si prescribía o no, existe una deuda tributaria, porque una deuda no puede quedar en nada. Pues ¿qué le queda al ciudadano común y corriente con un mensaje de este tipo? Que cuando debe 2 a 5 mil soles a la Sunat y es notificado ¿hacer lo mismo? Acá el detalle es el precedente como país. Las deudas con el Estado hay que cumplirlas”, apuntó.

Indacochea indicó que cuando hay una deuda tributaria de por medio contraída y ha habido una ampliación del plazo por otros motivos y por el tiempo que ha corrido, la deuda existe, por lo que ampararse en la prescripción no era razonable de ninguna manera porque es un asunto importante para el país, pues hablamos de 11 mil millones de soles”, apuntó.

“Tenemos que respetar el fallo del Tribunal Constitucional, porque es quien tiene que dirimir ya que es la máxima instancia constitucional del país, pues en el Perú existe institucionalidad. Hay varios puntos de reflexión. En primer lugar, la deuda existía. Sunat ha observado el plazo de prescripción. No se ha negado el plazo de la deuda, lo que se ha negado es el plazo de prescripción”, explicó.

Alejandro Indacochea dijo que el fallo del TC ha sentado un buen precedente.

INDACOCHEA

Señaló que hay que ver cuándo la Sunat hace esas observaciones, porque lo lógico es que si uno tiene una observación tributaria, evidentemente trata de subsanarla cuanto antes. Dijo que al entrar en un entrampamiento legal de varios años en que se ha dilatado la deuda cuando lo lógico habría sido solucionar por medio del tribunal fiscal.

“Con el fallo del TC se crea un principio de justicia, si el fallo era otro el mensaje hubiese sido: no pagues tus impuestos y juega a la prescripción. El problema que surge por el pago de impuestos con una salida de buscar la prescripción, hubiera sido un pésimo precedente para el ciudadano de a pie, cuando las Sunat nos notifica y nos ejecuta de inmediato”, opinó.

DEUDORES

La diez empresas con más deudas con la Sunat son: la Compañía de Mina Buenaventura, Scotiabank, la Compañía Minera Antapaccay, la minera Las Bambas, la Sociedad Minera Cerro Verde, Telefónica del Perú, Latam Airlines Perú, el Consorcio Minero S.A, la empresa minera Los Quenuales, y América Móvil Perú.

Además, del listado total, unas 26 compañías había pedido que sus montos adeudados sean declarados prescritos, es decir, habían solicitado que se anulen debido al vencimiento de plazo de cobro.

Entre estos 26 contribuyentes están: Mina Buenaventura, Latam Airlines, Telefónica, Consorcio Minero ExCormin, Electrocentro, Odebrecht Perú, Media Networks, Supermercados Peruanos, Banco Pichincha, Natura Cosméticos, entre otras.