Ridículo partido del Barcelona en la Champions League

0
144
La derrota más humillante de la historia del Barcelona.

Bayern Munich aplastó al Barcelona con un contundente 2-8 en los cuartos de final disputado en el estadio Da Luz de Lisboa.

En la previa del partido, Barcelona utilizó su dupla Messi y Luis Suárez. En cambio, el genio del DT de Bayer Múnich pusò a su Müller, Perisic y Lewandowski que fueron los actores principales de esta película en Lisboa. El conjunto bávaro no quería tener piedad con el Barcelona y quería desnudar las carencias del Barca en la Champions.

En el primer tiempo, las cosas empezaron a empeorarse, cuando Müller combinó con Lewandowski en el área y anotó a Ter Stegen. Era el minuto 3 de partido y no se podía imaginar el desastre que se avecinaba. Luego, el Barcelona empató muy poco después, cuando Alaba rechazó a la red tras centro de Jordi Alba. Parecía que había partido, y Messi envió un disparo que acabó en el palo de Manuel Neuer.

Los minutos seguían, Busquets perdía tres balones y vino el tercer gol por combinación de Lewandoski con Müller. Poco después, en una jugada similar, Gnabry retrató a Lenglet donde superó en carrera para recuperar un balón al espacio de Goretzka y marcó ante Ter Stegen. Por ultimo, Perisic  centró desde la derecha para que Müller lograra su doblete.

En la segunda parte, Setién decidió dar entrada a Griezmann al campo para lograr el milagro. El Barça pareció reaccionar en los primeros 10 minutos de la segunda parte. Por ello, Luis Suárez marcó tras hacer un gran enganche y puso al 2-4 para hacer soñar al equipo blaugrana. Después del gol podían pensar que Messi amenazaría al Bayern pero ocurrió todo lo contrario.

El Barcelona no tenía ni voz y estaba en descomposición su combinación de pases. Bayern ante el gol de Luis Suarez volvió a subir la intensidad y 6 minutos después Kimmich marcó el quinto del partido. Quedaba minutos  y el ridículo podía ser mayor cuando Lewandoski anotó su primer gol de la noche. Luego el técnico, Hans-Dieter, hizo ingresar a Coutinho que salió con ganas marcando el séptimo y el octavo gol del partido. Finalmente llegó el final del partido y esta derrota que deja hundido al equipo blaugrana que necesita cambios inmediatamente.