Trump amenaza a Irak si obliga irse a sus tropas

0
84
Donald Trump

Pero comandante estadounidense anuncia que se retiran de territorio iraquí

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó a Irán con “represalias importantes” ante un eventual ataque iraní contra instalaciones estadounidenses en Medio Oriente.

Si hacen algo, habrá grandes represalias”, dijo Trump a bordo del avión presidencial Air Force One, de regreso a Washington desde Florida.

Además, el mandatario amenazó a Irak con sanciones “muy grandes” si obliga a las tropas estadounidenses a abandonar su territorio, luego de que el Parlamento de Bagdad votara el domingo a favor de la expulsión de las fuerzas desplegadas por Washington.

Harán que las sanciones contra Irán parezcan casi débiles”, agregó. “Tenemos una base aérea extraordinariamente cara allí. La construcción costó miles de millones de dólares. No nos iremos si no nos pagan”, dijo.

En una sesión extraordinaria en presencia del primer ministro dimitido, Adel Abdel Mahdi, el Parlamento demandó para “poner fin a la presencia de tropas extranjeras” en el país.

El presidente estadounidense también amenazó nuevamente a Teherán con “represalias importantes” en caso de un ataque iraní contra instalaciones estadounidenses en Medio Oriente en respuesta a la eliminación por parte de Estados Unidos del general iraní Qassem Soleimani.

También fue enfático en advertir que Irán “nunca tendrá un arma nuclear”, un día después de que el régimen persa anuncie que abandona el total de los compromisos asumidos en el acuerdo firmado con las potencias sobre las capacidades atómicas.

Habla jefe militar

De otro lado, el general de brigada y comandante de la misión especial militar de EE.UU. en Irak, William Seely, envío una carta al jefe del Comando de Operaciones Conjuntas de Irak, en la que informa sobre la retirada de los efectivos estadounidenses con el fin de reposicionarse.

Según explicó Seely, el paso fue tomado “en deferencia a la soberanía de la República de Irak y en cumplimiento con la solicitud del Parlamento iraquí y el primer ministro”. “Respetamos su decisión soberana de ordenar nuestra partida”, indica la carta.